sábado, 14 de noviembre de 2015

Adivinación mediante la llama de las velas y III



Hola queridos/as mios/as!

Como siempre un placer veros por mi blog. Recordad que si os gusta siempre podéis suscribiros y recibir en vuestro e-mail todas las novedades.

Seguimos adelante con este pequeño monográfico sobre la adivinación mediante la llama de las velas.
Si os parece interesante no dudéis en compartir y comentar todo cuanto queráis.

Bueno, voy a seguir contándoos como interpretar las llamas y dejarme ya de tanto preámbulo que este gato en seguida se dispersa.


Durante la combustión de una vela, es normal que se produzca una crepitación, pero el problema radica en la preseverancia de ese crepitar. Cuando es reiterado nos indica que existe una gran probabilidad de accidentes. Los problemas en el terreno emocional son anunciados mediante este crepitar. Proyectos, pensamientos, ideas, todo se viene abajo. En lo laboral habrá sin duda alguna dificultades. Cuando nos referimos a las relaciones sentimentales y amatorias nos indica un parón importante. Por contra, en lo sexual nos habla de momentos intensos e interesantes.

Si en la llama de una vela se producen chispas nos está advirtiendo de la producción excesiva y continuada de errores que el propio consultante produce, los cuales afectarán a terceras personas. Mucho cuidado en los nuevos trabajos y en las relaciones humanas.

Una respuesta positiva a una pregunta en concreto se nos muestra mediante la aparición de un punto de luz en el pábilo. A su vez, con este fenómeno nos indica la prosperidad y el éxito que se alcanzarán con aquellos proyectos iniciados hace algún tiempo y que parecían estancados. Por fin comenzarán a dar sus frutos y en abundancia. Reinversiones laborales y cobro de deudas pendientes.

Si se forman varios de estos puntos de luz en el pábilo, la llama nos está diciendo que no podemos estar en un mejor momento para desarrollar y aumentar nuestros conocimientos. Los descubrimientos importantes y la llegada de nuevos miembros a la familia, hacen de este fenómeno uno de los mas positivos dentro de la interpretación de la llama de las velas.

Una aparición excesiva de humo nos dice que la vela no está en condiciones de hablarnos mediante su llama. Pero también puede interpretarse como la necesidad de que el consultante tome distancia y vea todo aquello que le preocupe desde la lejanía suficiente antes de seguir con lo planeado.

Una respuesta completamente negativa y sin posibilidad alguna de ser lo contrario es la extinción de la llama de manera repentina. Cuando no hay corrientes de aire y la combustión se produce de forma normal y la llama aún así se apaga la respuesta breve y clara es NO. Mucho cuidado pues los fracasos están a la vuelta de la esquina.

Si en la llama vemos la aparición de colores que no son los habituales de la combustión debemos interpretarlo como algo muy especial. Dependiendo de los tonos que se nos muestren tienen diferentes interpretaciones. Por ejemplo, el rojo nos indica vitalidad, energía y fuerza, pero también luchas. Si vemos el azul de una manera muy destacada nos dice que existe una conexión espiritual muy fuerte. También nos dice que debemos meditar con profundidad sobre aquello que estamos consultando. Con el verde nos dicen que la salud será fuerte y habrá una solida recuperación. Un naranja predominante y excesivo nos dice que quien consulta debe poner claridad en sus asuntos de sexualidad. Un excesivo amarillo nos indica novedades laborales inesperadas y unos beneficios económicos sobre todo el juegos de azar.

En unos días publicaré una nueva entrega.
Disfrutad mucho mientras tanto y no dejéis de consultar El post de las lunaciones y festividades de este mes.

Miau!

No hay comentarios:

Publicar un comentario